El primer día de guardería puede ser un momento angustiante tanto para ti, como para tu pequeñito, si no están acostumbrados a pasar mucho tiempo separados; pero debes saber que es cuestión de adaptación y que, al empezar a socializar, tu hijo se sentirá contento de ir.

No obstante, es bien sabido que las guarderías pueden ser un foco de infección debido al contacto que tienen los niños entre sí; entre las más comunes, se encuentran:

  • Gripe
  • Diarrea
  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Vómito

En ocasiones puede estar expuesto a brotes de:

  • Varicela
  • Sarampión
  • Rubeola

Esto no se puede evitar, pero sí puedes ayudar a proteger a a tu campeón o a tu princesa, de posibles enfermedades, con ayuda de una sana alimentación, las vacunas correspondientes, y las siguientes medidas:

  • Lo primero que debes hacer es verificar las políticas del lugar respecto a los niños enfermos, para saber si estás de acuerdo con ellas
  • Consultar a tu profesional de la salud para asegurarte que tenga todas las vacunas que necesita
  • Reforzar su salud con ayuda de una alimentación balanceada y una adecuada hidratación

Proteger a tu peque es fundamental para que no pierda ni un sólo día de diversión y aprendizaje, por lo que creamos NIDO® Kinder Protectus Avanzado, que gracias a sus probióticos científicamente probados en niños mexicanos de 1 a 3 años, actúa como un triple escudo al reforzar su sistema inmunológico, defensas respiratorias, y flora intestinal.

Con dos vasitos al día de NIDO® Kinder Protectus Avanzado, siéntete tranquila de que estás cuidando y protegiendo a tu hijo, aunque no estés con él.

Cuéntanos, ¿ya están listos para el primer día?