En esta etapa tu hijo realiza varias actividades que están relacionadas directamente con su aprendizaje. Su constante experimentación es la clave para llegar a un entendimiento de las cosas que le causan curiosidad. Ya no sólo se conforma con preguntar, ahora quiere experimentar para comprobar por sí­ mismo las miles de cosas que antes no comprendía.

A través de los juegos tiene mayor claridad del tiempo y el espacio. También puede distinguir entre izquierda y derecha, y sus ganas de clasificar todo lo llevan a acomodar las cosas por tamaño, color o forma. 


Estos cinco tips te ayudarán a apoyar su desarrollo mental:

1. Procura no hacer las cosas por él, sólo supervisa a distancia.

2. Mantén siempre a la mano libros y revistas ilustradas.

3. Recuerda que la representación es importante para él; por esta razón, juega con él a “la tiendita” o a la “casita”.

4. Propicia que se respeten las normas de la casa que se establecieron de acuerdo a su edad.

5. Jueguen adivinanzas, memoramas y lotería, esto le dará oportunidades para descubrir y experimentar. 


Estas son solo algunas de las actividades que puedes realizar para ayudar a que tu niño grande siga desarrollándose.