El sueño es importante para el descanso de tu hijo, ¿sabías que, por medio de éste, su cuerpo libera hormonas de crecimiento y maduran sus funciones cognitivas?

¡Ayuda a tu peque a dormir más horas durante la noche! Aquí tenemos una serie de tips que pueden funcionarte a prolongar su sueño:

Con ayuda del ejercicio, tu pequeño liberará energía; la actividad física adecuada le ayudará a descansar más y mejor.

Tomar un baño caliente relajará los músculos de tu niño, y podrá dormir más relajado.

Mantén lejos de su habitación los aparatos electrónicos, para evitar distracciones o que no pueda dormir sin el ruido de la televisión.

Acostúmbralo a dormir con las luces apagadas; la oscuridad ayuda a que su cuerpo libere melatonina, una hormona encargada de controlar el ciclo del sueño.

Una cena ligera, acompañada de un vasito de leche NIDO® Kinder, ayudará a evitar que tu hijo tenga algún malestar estomacal durante la noche.

Los niños de 12 meses a 3 años, duermen alrededor de 12 horas, por lo que es normal que tu hijo duerma durante la noche y tome una o dos siestas durante el día; éstas le ayudan a estar contento y evitar el malhumor.

Cuéntanos, ¿tú cómo le haces para que tu pequeño duerma toda la noche?