Ahora que tu pequeño ha empezado a caminar, es hora de tomar medidas de seguridad para prevenir accidentes, a continuación te daremos una serie de tips que te ayudarán a tener una casa a prueba de niños pequeños.

¡Cuidado con las puertas!

Para que las puertas no se cierren cuando tu pequeño está adentro, puedes usar un freno para puertas, poner cinta en el pasador del picaporte, o un poco de hule espuma en el borde superior de la puerta.

Cubre los enchufes

Evita que introduzca objetos en los enchufes o conecte algún aparato eléctrico que esté cerca; existen protectores especiales para evitar estas situaciones, o puedes usar cinta para cubrirlos.

¿Y las escaleras?

Usa un barandal especial para niños, que te ayude a alejar a tu peque de las escaleras o desniveles peligrosos en casa.

¡En la cocina, no!

Es probable que desee explorar la cocina, por lo que debes alejarlo de los cuchillos, tenedores, tijeras, si guardas productos de limpieza o las fuentes de calor, como la estufa o comida caliente, en caso de que estés cocinando.

¡Ojo con la basura!

Ten especial cuidado con los botes de basura, para evitar que tu hijo coma los residuos o desperdicios; también debes ser cuidadosa con el inodoro, procura mantener la tapa siempre abajo.

Con estas simples medidas, podrás evitar que tu hijo explore en lugares inapropiados, o que ingiera sustancias tóxicas o contaminadas. Recuerda que tener un espacio seguro, le ayudará a descubrir el mundo de forma agradable.

A pesar de tener todos los cuidados necesarios, sabemos que los niños siempre serán curiosos e intentarán llevarse todo a la boca, con lo que pueden contraer enfermedades e infecciones. ¿Sabías que la nueva fórmula de Nido® Kinder® Protectus® Avanzado contiene probióticos científicamente probados que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico de tu hijo? Además, refuerzan la flora intestinal y ayudan a protegerlo de enfermedades respiratorias.

¿Qué están esperando? ¿Ya probaron el nuevo Nido® Kinder® Protectus® Avanzado?