Alimentar la autoestima de tu pequeño puede ser un gran reto, pero también es una satisfacción saber que estás preparándolo para que tenga confianza en sí mismo, pieza importante para su desarrollo. Desde que nace hasta antes de los 5 años, los niños van creando su autoestima basada en el cariño y aceptación de sus padres, las relaciones con la familia, el sentirse amado, respetado y protegido.

Un niño con una buena autoestima favorece su aprendizaje y felicidad, ésta lo marcará para toda la vida, por lo que hay que saber acompañarlo para construirla y no desmoronarla. A continuación, te presentamos 7 importantes formas de ayudarlo a construir y reforzar su autoestima:

  1. Nunca lo compares con otros niños, ni para bien ni para mal.

  2. Permítele que intente vestirse o comer por sí solo cuando ya tenga la habilidad, así comprenderá que es capaz de hacer eso y muchas más cosas solito.

  3. Así como le llamas la atención cuando hace algo mal, reconócele también lo bueno que hace en ese mismo instante.

  4. Al enseñarle a hacer cualquier tarea, tenle paciencia hasta que lo logre, sin intervenir ni querer resolver tú misma la situación.

  5. Dale palabras de aliento con las que reconozcas sus esfuerzos en distintas cosas, desde recoger un juguete hasta amarrarse los zapatos.

  6. Permítele equivocarse, aprender de sus propios errores. Y cuando tú te equivoques, reconócelo para que él comprenda que a cualquiera le puede pasar y le enseñes la tolerancia.

  7. Puedes criticarle una acción negativa o un mal comportamiento, mas nunca critiques a su persona. 

 

No importa la edad de tu niño, él siempre necesitará sentirse amado. Recuerda que el objetivo no es inculcarle la idea de que debe ser perfecto, sino hacerlo reconocerse y saberse capaz de afrontar cualquier reto que se le presente.