¿Qué puedes hacer para proteger a tu peque y su sistema inmunológico? 
Como mamás quisiéramos estar cada segundo cerca de nuestro pequeño para protegerlo, pero esto es imposible, lo que sí puedes hacer es reforzar sus defensas para que cuando brinque charcos, se meta las manos sucias a la boca o le estornuden cerca, esté protegido lo mejor posible.

Tus aliados serán productos que contengan probióticos y prebióticos, microorganismos que evitan que las bacterias dañinas se reproduzcan en la pancita de tu peque. El nuevo NIDO® KINDER PROTECTUS AVANZADO con su probiótico científicamente probado, adicionado con vitaminas, minerales y PREBIO 1®, ayudarán a proteger el sistema inmunológico de tu hijo, ayudando a cuidar su pancita y sistema respiratorio.

¿Para qué sirven estos microorganismos? 
Los probióticos fortalecen la flora intestinal de tu pequeño disminuyendo la posibilidad de sufrir infecciones gastrointestinales. Los prebióticos son fibras naturales que ayudan al crecimiento de bacterias benéficas (probióticos) en el intestino del niño y ayudan a reforzar sus defensas naturales. Son favorables para tener una digestión adecuada y contribuyen a la asimilación de algunas vitaminas y minerales.

En muchas ocasiones, los niños aún no salen de una infección y ya están padeciendo otra, en cambio, si tu peque está sano y su sistema digestivo protegido será más difícil para las bacterias malas entrar y quedarse a vivir en el organismo de tu peque.