Como mamá, seguro éste es uno de los temas que más te preocupan del crecimiento de tu pequeño, pero hay que considerar varios aspectos. La cantidad de comida es relativa: lo que para alguien significa poco, para otra persona puede significar más de lo necesario. 

Recuerda que cada niño es diferente, y mientras unos hacen pocas pero grandes comidas al día, otros comen muchas veces en un solo día, pero son porciones pequeñas. Si quieres asegurarte de que tu hijo coma lo suficiente, sigue estas recomendaciones:

  1. La comida es a libre demanda. Tu hijo es muy sabio en este aspecto; seguramente si se queda con hambre te lo hará saber.
  2. Cuando un niño está comiendo lo suficiente se refleja en una adecuada estatura y un óptimo desarrollo.
  3. Si tu peque juega, camina y es activo, seguramente es un niño sano que se está alimentando de forma adecuada.
  4. Recuerda que las porciones de los niños son muy diferentes a las de un adulto; probablemente comerá apenas un tercio de lo que tú consumirías.
  5. Dale a tu peque cinco comidas durante el día, ligeras, variadas y con todos los grupos de alimentos cada una.

Si sigues teniendo dudas sobre su nutrición, te recomendamos acudir con un profesional de la salud que pueda resolver todas tus dudas.