Aprenderse las partes del cuerpo no sólo es una actividad muy divertida, sino que también puede ayudarle a tu pequeño a expresarse mucho mejor cuando sienta alguna molestia o dolor; además de ampliar su vocabulario y motivarlo a aprender más palabras.

A continuación, te mostramos 5 actividades divertidas para enseñarle a tu pequeño las partes del cuerpo.

  1. Canciones.

¿Sabías que las canciones son una de las mejores maneras para aprender nuevas palabras? Existe una gran variedad de canciones con las partes del cuerpo que puedes encontrar en línea, ¡descubre cuál es la que más le gusta a tu pequeño!

  1. Tarjetas.

Prepara tarjetas con la figura y nombre de cada una de las partes del cuerpo; colócalas en diferentes partes de tu casa. Cada vez que tu pequeño las encuentre, repite con él la palabra tres veces, mientras la señalas en su cuerpo con tu mano.

  1. ¡A colorear!

Arma un libro con las partes del cuerpo, deja que coloree cada una con un diferente color (una parte por día). Al final del libro, coloca la figura completa de un niño, pídele que coloree cada parte del mismo color que en los días anteriores. Mientras lo hace, repitan una y otra vez su nombre.

  1. Mamá dice.

¿Te acuerdas del juego “Simón dice”? ¡Es el mismo, pero ahora tú mandas! Juega con tu pequeño a hacer diferentes cosas que “mamá dice”, dentro de las cuales está señalar alguna parte del cuerpo. ¡Será muy divertido!

  1. Mi muñeco, tu muñeco.

Vayan juntos a una juguetería y compren un muñeco para cada uno. Al llegar a casa, pónganle un nombre y traten de llevarlo siempre con ustedes. A lo largo del día enséñale a tu pequeño las partes del cuerpo del muñeco, y cuéntale historias que las involucren. Con este juego también podrás reforzar su lazo afectivo y comunicación.

Con cualquiera de estas actividades tu pequeño aprenderá las partes del cuerpo en poco tiempo. Es importante que empieces por las partes más grandes, como: cabeza, brazo, piernas, estómago, y espalda; después, puedes continuar con las más pequeñas: ojos, boca, manos, dedos, codos, etc.

Cuéntanos, ¿qué otras actividades conoces para que tu pequeño aprenda nuevas palabras?