En ocasiones nuestros hijos pueden ser un problema, sobre todo cuando es tarde en la noche y siguen despiertos. Es importante que los niños cumplan con sus horarios de sueño, para que puedan descansar y comenzar un nuevo día. Si te has llegado a preguntar cómo dormirlos en esas noches en las que parecen llenos de energía, recuerda que la rutina de descanso la estableces tú, y para ayudarlo a que se apegue a los horarios debes evitar lo siguiente:

  1. Si tu hijo no quiere dormir, asegúrate de no haberle dado dulces en la noche, ya que el azúcar impide conciliar el sueño.

  2. SI tu hijo despierta de noche y lo cargas cuando llora. Es mejor que lo abraces, le digas que todo va a estar bien y te quedes con él hasta que se calme y/o logre dormirse.

  3. Asociar el sueño con la televisión, ya que en vez de dormirse se alterarán con los sonidos y colores.

  4. Cansarlo con muchas actividades, esto en realidad dificulta la conciliación del sueño.

  5. Tenerlo despierto hasta que papi o mami llegue.

Te recomendamos crearle a tu hijo una rutina para dormir y establecer el horario en que debe de hacerlo. Las 8 de la noche puede ser una hora ideal para que tu pequeño se vaya a la cama y descanse para sus actividades del día siguiente.