Tu hijo aún es pequeño, y los objetos cotidianos pueden representar un peligro para tu él, por lo que es importante tomar medidas preventivas y mantener fuera de su alcance algunos objetos; a continuación te daremos algunas recomendaciones para que tu hijo esté a salvo en casa:

Coloca una barrera para impedir el acceso de tu pequeño a la cocina, así lo mantendrás lejos de las fuentes de calor como el horno y los quemadores de la estufa.

 

Guarda los productos de limpieza y los medicamentos en un lugar seguro y bajo llave, para evitar intoxicación. Recuerda también no tenerlos en envases que alguna vez tuvieron alimentos.

 

Evita que tu bebé juegue con botones y agujas, asegúrate de que el costurero esté lejos de su alcance; con esto evitarás que se atragante o lastime.

 

Asegúrate de que las tijeras y cuchillos no estén a su alcance en ningún momento; recuerda que ahora que camina, es probable que las tome de la mesa o algún otro mueble.

 

Usa protectores para los enchufes eléctricos, es probable que su curiosidad le haga querer introducir algún objeto a los orificios; también asegúrate de enrollar los cables que haya en casa para evitar tropiezos. ¿Te gustaron los consejos? Cuéntanos qué otras medidas tomas en casa para cuidar a tu hijo.