Las alergias alimentarias son respuestas exageradas del sistema inmunológico hacia algunos alimentos, y las sustancias culpables son ciertas proteínas o ácidos grasos que contienen. Algunos síntomas de alergia que pueden presentar los peques son: tos, dificultad para respirar, vómito, diarrea, urticaria, mareo, sensación de ahogo y disminución de la presión arterial.

Las alergias alimentarias más comunes en niños menores de tres años son causadas por:

lech de vaca

  • Leche de Vaca. La proteína llamada caseína es un alérgeno muy común, por lo que la introducción de este alimento siempre se recomienda hasta que son más grandes y de manera paulatina.

huevo

  • Huevo. La alergia a la albúmina de la clara de huevo también es muy frecuente en esta etapa. Si tu hijo la padece, deberás cuidar que no consuma huevo ni alimentos que lo contengan, como pasteles, pan, mayonesa y galletas.

pescado

  • Pescado. Esta alergia se debe a la histamina presente en el organismo del pescado. Usualmente no se es alérgico a todos los pescados o mariscos; sin embargo, si hay antecedentes de alergia familiar a estos alimentos, consúltalo con tu médico antes de que se los ofrezcas.

frutos secos

  • Frutos secos. Cacahuates, almendras, avellanas, nueces, dátiles y frutas deshidratadas contienen proteínas que pueden causar alergias. Si detectas síntomas alérgicos en tu hijo, evita su consumo y el de productos que los contengan.

frutas

  • Frutas. Kiwi, plátano, fresa, manzana, uva, pera y papaya son las frutas que pueden ser alergénicas para los niños. Debes estar atenta a reacciones desfavorables.

Para prevenir es importante que aquellos padres con antecedentes de alergias consulten con el médico antes de introducir estos alimentos a la dieta de sus hijos. Cuéntanos, ¿has notado algún síntoma de alergia en tu pequeño?