Seguramente sientes impotencia cuando tu pequeño empieza a hacer un berrinche en plena calle, la gente voltea a verte y tú sólo piensas “trágame tierra”; pero no te preocupes, con esta guía podrás manejar la situación cuando vuelva a suceder, ¡toma nota!

Los niños hacen berrinche cuando están malhumorados, abrumados, o sienten frustración por no poder hacer o tener algo que desean; cuando esto suceda, intenta:

  • Acercarte y preguntarle de forma tranquila qué le sucede
  • Invitarlo a encontrar las palabras para describir lo que siente y quiere
  • Negociar; no se trata de hacer lo que quiere, se trata de dar algo a cambio y respetar el acuerdo

Si el berrinche sucede por mal humor, procura:

  • Que tu pequeño duerma pequeñas siestas
  • Mantenerlo bien hidratado
  • Ponerle ropa fresca si hace calor

Recuerda que si accedes a sus caprichos, es menos probable que los berrinches cedan, ya que tu hijo aprenderá que debe hacerlos para obtener lo que busca; intenta:

  • Conservar la calma
  • Manejar un tono de voz tranquilo, para evitar que tu pequeño se estrese más por tu reacción
  • Mantenerte firme en tus decisiones

A pesar de ser una situación complicada, procura no usar la violencia, amenazarlo o gritar; entiende que es una etapa que tu pequeño atraviesa mientras aprende a manejar las situaciones que no le gustan. En poco tiempo aprenderá a dominarlas y todo irá mejor.

Cuéntanos, ¿qué haces cuando tu pequeño te pone en esta situación?