La diarrea es muy común en los niños pequeños y puede surgir debido a una infección intestinal causada por el consumo de alimentos contaminados con microorganismos dañinos. Una de sus principales características es la pérdida de agua, que si no se controla puede llegar a causar deshidratación en los pequeños.

Por eso es muy importante prevenirla, y para ello te presentamos estos seis tips:

  1. Prepara los alimentos con higiene. Siempre lava tus manos antes de cocinar, después de limpiar el hogar, así como después de manejar basura y otros artículos que puedan contener bacterias.
  2. Asegúrate de lavar bien las manitas de tu hijo. Antes y después de ir al baño, pero sobre todo antes de comer cualquier alimento. Fomentar buenos hábitos de higiene ayudará a  reducir el riesgo de padecer infecciones intestinales.
  3. Mantén tapado el bote de basura. Y de ser posible, mantenlo fuera de la cocina.
  4. Guarda la comida preparada en el refrigerador. Asegúrate de tener los alimentos perecederos (o ya preparados) dentro del refrigerador para evitar que se echen a perder.
  5. Evita que consuma alimentos de las vías públicas. En temporada de calor eviten consumir alimentos sobre la vía pública o aguas frescas que se vendan en la calle. Opta por agua purificada o embotellada.
  6. Protege su pancita.  Dale a tu hijo alimentos especializados que contengan probióticos, prebióticos, hierro y zinc para ayudarlo a fortalecer sus defensas.

Si  tu pequeño tiene diarrea puedes hacer lo siguiente:

  • Mantenlo hidratado. Asegúrate que consuma abundantes líquidos para evitar que se deshidrate.
  • Procura que siga comiendo. Cuando un niño tiene diarrea es común que se le quite el hambre, sin embargo debe seguir alimentándose. Lo recomendable es darle alimentos muy sencillos preparados sin grasa ni irritantes. Consulta con el médico los alimentos que puede consumir y cuáles debe evitar.
  • Consulta a tu médico. Evita darle “remedios caseros” o medicamentos que no hayan sido prescritos por un profesional de salud.

 

Lo importante es prevenir las infecciones gastrointestinales, y ante cualquier señal de diarrea, visita al médico para que le dé a tu pequeño el tratamiento oportuno y se reestablezca lo antes posible.

*Esta información es de carácter informativo, para información personalizada acude con tu médico especialista.