Esos pasos son importantes para ti, porque tu hijo se está en desarrollo y no quieres que nada se interponga en su camino, y mucho menos una enfermedad.

Los niños pueden experimentar hasta 6 infecciones respiratorias al año, esto es porque su sistema inmune aún no cuenta con las suficientes defensas necesarias para combatir algunos agentes malignos.

Puedes hacer tres cosas para fortalecer el sistema inmune de tu pequeño:

  1. Alimentación

La alimentación es la base de la protección de tu hijo, pero a veces es difícil que tu pequeño quiera comer ciertos alimentos, y aquí es donde entra la imaginación de mamá. Debes de alentar a tu pequeño a conocer la comida y sus beneficios. ¿Por qué no pruebas con una ensalada de frutas llenas de figuras y colores? Así atraerás su atención y apetito.

  1. Higiene

¡Al agua pato! Tú pequeño seguro pasa todo el día acostado en el pasto o limpiando el piso de la sala, por eso siempre debes lavarle las manos antes y después de jugar, así ayudarás a prevenir futuras enfermedades.

  1. Ejercicio

El último paso que lo llevará a la Luna es la actividad física. Mover su cuerpo es esencial para su desarrollo de habilidades motrices; las visitas al parque son una buena opción para que corra, brinque y ruede por el pasto.

Tu pequeño ya está casi listo para llegar a la Luna, solo le hace falta un último empujoncito. Puedes probar NIDO® Kinder® Deslactosado Protectus® Avanzado que contiene probióticos científicamente probados, los cuales lo ayudarán a reforzar el sistema respiratorio, flora intestinal y sistema inmunológico; y al ser deslactosado, ayuda a facilitar la digestión y a protegerlo de los malestares provocados por la lactosa. Así siempre estará protegido incluso en la Luna.

 

¿Y tú qué haces para que tu pequeño llegue a la Luna?

¿que haces para llegar a la luna?