A los niños muy pequeños no se les recomienda que comiencen con un instrumento musical, ya que se necesita cierta capacidad motriz para que puedan sostener y hacer los movimientos que cada instrumento requiere; a partir de los 4 años es la edad recomendable.

Antes, es bueno que inscribas a tu peque a clases de expresión o estimulación musical, así estarás nutriendo su mente, su corazón, lo sensible y lo cognitivo. Después de una buena iniciación, posiblemente el gusto de tu hijo por la música incremente y se decida por un instrumento en especial.

Beneficios de acercar a los niños a la música desde temprana edad

  • Mejora el estado de ánimo del niño y su relación con los demás.
  • Perfecciona las habilidades de aprendizaje y lenguaje.
  • Favorece la memoria.
  • Aumenta la capacidad de atención.
  • Ayuda como medio de expresión.
  • Aporta seguridad y auto confianza.
  • Se valora el trabajo en equipo y la disciplina si se forma parte de una orquesta.
  • Favorece el compromiso para aprender, asistir a ensayos y practicar en casa.

Con tu ayuda, tu pequeño podrá elegir el instrumento musical que más le guste y realmente, será una herramienta más para su desarrollo integral que potenciará su creatividad, así como su salud física y mental.