La diarrea es una de las enfermedades comunes que afecta a niños de entre 1-3 años, ésta se puede presentar varias veces al año. Sí tu pequeño no ha tenido el mejor día, su alimentación puede tener mucho que ver.

Para que tu pequeño se sienta mucho mejor puedes darle alimentos que apoyen a su fácil digestión:

  1. Plátano.
  2. Arroz blanco o pasta.
  3. Cereales como avena o hojuelas de maíz.
  4. Verduras cocidas, como zanahorias, espárragos o champiñones.
  5. Postres como gelatina o galletas.

Además, es importante recordar que el nuevo NIDO® Kinder® Deslactosado Protectus® Avanzado, contiene probióticos científicamente probados en niños mexicanos de 1 a 3 años que lo ayudarán a reforzar el sistema respiratorio, flora intestinal y sistema inmunológico; y al ser deslactosado, ayudarán a facilitar la digestión y a protegerlo de los malestares provocados por la lactosa. Así podrás protegerlo de enfermedades, mientras cuidas su pancita.

La alimentación de tu pequeño es muy importante porque ayuda a crear hábitos saludables para que su organismo se fortalezca. Recuerda, existe otro ingrediente secreto que sólo tú puedes dar para ayudarlo a sentirse mejor: ¡Todo tu amor!