Seguramente has oído hablar mucho sobre sus beneficios para el desarrollo cognitivo de tu hijo.
El DHA es un ácido graso omega-3 que contribuye al desarrollo cerebral de nuestros hijos, por esta razón se vuelve tan importante cuando comienzan a asistir al jardín de niños.
 
Estudios han demostrado una mejora en el rendimiento escolar de los niños que incluyen este nutrimento en su alimentación, ¡qué maravilla!
 
¿Y en dónde más puedes encontrar DHA además de NIDO Pre-esco?
El atún, sardinas, nueces y huevo, son famosos por aportar este valioso componente, así que no dudes en agregarlo a la rutina alimenticia de tu peque ahora que empieza a aprender más cosas fuera de casa.